INICIAN LAS JORNADAS DE CIRUGÍA RECONSTRUCTIVA EN EL HOSPITAL DEL NIÑO Y LA MUJER.

Un total de diez pacientes potosinos, cinco niños adultos y cinco adultos, tendrán una calidad de vida diferente, ya que gracias a la Jornada de Cirugías Extramuros con Especialidad en Cirugía Reconstructiva que se realiza en el Hospital del Niño y la Mujer, serán atendidos por rinoplastias, reconstrucción de mama, queiloplastía, separación de falanges o resección de hemangioma. Este lunes 19 de febrero arrancaron los trabajos de la Jornada de Cirugías Extramuros con Especialidad en Cirugía Reconstructiva, coordinada por la Secretaría de Salud y se efectúa de manera simultánea a la realización de la XXVII Reunión Anual de la Sociedad Médica del Hospital General de México “Dr. Eduardo Liceaga”, por lo que diez médicos cirujanos especialistas de ese nosocomio son quienes practican las cirugías. Para esta actividad que se desarrolla en su totalidad en las instalaciones del Hospital del Niño y la Mujer, fueron programados un total de diez pacientes de los municipios de Rioverde, Villa Juárez, Matehuala, San Ciro de Acosta, San Martín Chalchicuautla y la capital potosina. La primera menor atendida durante la Jornada de Cirugías Extramuros con Especialidad en Cirugía Reconstructiva, fue la pequeña Victoria, quien presentaba un hemangioma en el labio inferior. En entrevista, su madre doña Juliana, explicó que fue gracias a una trabajadora social de la Jurisdicción Sanitaria de Tamazunchale por quien se enteró de la realización de esta jornada de cirugías reconstructivas. Acompañada de su esposo, doña Juliana explicó que la malformación de su pequeña es de nacimiento y que aunque no le causaba molestia o dolor alguno, fue hasta cuando ingresó al kínder cuando comenzó a generarle un conflicto: “Sus compañeros se reían, le hacían burla, y pues ella hubo un tiempo donde no quiso ir a la escuela, y quería cortarse el hemangioma con un cuchillo si nosotros no buscábamos la forma de cómo operarla y me acerque a pedir ayuda”. Explicó Doña Juliana. Entrevistada mientras en la sala de espera, mientras su pequeña permanecía en el quirófano, la madre de Victoria recomendó a las madres y padres de familia que tienen pequeños con el mismo problema de labio leporino que su hija que no descuiden a sus pequeños: “Que les pongan mucha atención a sus hijos chiquitos; incluso al nacer para detectar alguna enfermedad y solicitar la atención de manera oportuna para que les orienten y les digan a donde llevar a sus hijos y ayudarlos”. Concluyó doña Juliana.