Asana ¿El fin último de la práctica de yoga?

En este artículo tenemos como objetivo informar acerca de la tercera rama del yoga. Se trata de “Asana” la cual, ejecutada correctamente hace que la postura estabilice no sólo el cuerpo sino la mente, libre de la preocupación por el pasado o el futuro, se centra en el presente. Asana es sólo la manera de fortalecer, flexibilizar y acondicionar el cuerpo para sentarnos en una postura recta y cómoda, con el fin de meditar por largos periodos de tiempo. No hay más. Lamentablemente hoy en día le hemos quitado 3 mil años de tradición a la disciplina del Yoga. Nos hemos quedado sólo con lo que se ve, lo que es tangible, y es una total ironía puesto que esta disciplina y filosofía nos conduce al autoconocimiento interno, donde el cuerpo no es nada más que la envoltura. El ego funciona de maneras muy insospechadas encontrado anclarse donde sea, aunque sea a través de una disciplina que intenta desprenderse de la imagen mental que uno tiene de sí mismo y la que tienen los demás. Es ahí donde convertimos a nuestra práctica física en el fin último, en actos circenses donde la respiración, el enfoque y la conciencia están dirigidos a la competencia y a la alabanza o incluso hasta son nulos. No hay respiración, no hay atención, lo más triste, trabajas fuerte sin una intención que perdure, trabajas por un reconocimiento que a nadie le corresponde darte. Consideramos que hay miles de maneras en las cuales puedes llevar a tu cuerpo al límite físico, ya sea por fuerza o por flexibilidad, pero “Asana” no es un deporte más, es parte de un estilo de vida donde impera el autoconocimiento, el sacrificio y la constancia. Tu cuerpo va a estar listo para hacer lo que necesite hacer siempre y cuando sepas que no eres un cuerpo con alma, eres un alma con cuerpo, respetarás al vehículo de tu alma, ofrecerás tu práctica física con devoción, no hacia mejorar la postura sino a mejorar el proceso que te hará pasar la postura. Trabajarás con la conciencia en el momento presente y descubrirás cada emoción, sensación, pensamiento, observándote sin juicio y sin reacción. Después, sacarás del tapete la templanza, la paciencia y la ecuanimidad que te dará un espíritu fortalecido por la práctica de Asana. En yoga360° tratamos de que en cada una de nuestras clases experimentes a la “tríada básica” ejercicios de respiración, Asana y meditación. De esta manera podrás comprobar por ti mismo(a) la gran cantidad de energía con la que cuentas al realizar estos ejercicios; estimulando glándulas, órganos, músculos y sistemas completos. Contamos con muchos estilos de yoga que puedes escoger dependiendo de tu personalidad o tu gusto, te invito a que formes parte de esta comunidad comprometida con el autoconocimiento. En Yoga360° Consideramos que en el reconocernos a nosotros mismos está la armonía que tanto necesitamos como individuos y como humanidad