Un lugar en silencio

 

Ojalá todas las películas fueran como “Un Lugar en Silencio”. Cuando fui a ver esta película quería verla en una de esas salas para “Gente Muy Importante” o como sus siglas lo dicen en inglés “V.I.P.”, principalmente porque era una película que esperaba con ansias y que quería verla con toda la atención y silencio posible. Sin que me estuvieran pateando el asiento, o escuchando las “risitas nerviosas” de los demás asistentes. Desafortunadamente no encontré lugar en una de esas salas exclusivas, y terminé comprando entradas en las salas convencionales.

 Fue lo mejor que me pasó, porque me pude dar cuenta de la maravilla cinematográfica de la cual fui testigo. La sala estaba casi llena, y sin embargo…nadie se rió y nadie habló o pateó mi asiento.

 En el cine como en muchos otros medios, las circunstancias en las que nacen las grandes ideas por lo general son las menos esperadas. Los cineastas y actores por lo general tienen estilos y tendencias marcadas. Tal es el caso de John Krasinski, director y actor al mismo tiempo de esta gran cinta de suspenso. Krasisnki se inició muy joven en el cine, y fue principalmente reconocido en la comedia.

 Un Lugar en Silencio, fue ofrecido primeramente a John para que lo protagonizara, él no estaba de acuerdo porque nunca había hecho terror. Sin embargo terminó haciéndolo e incluso dirigiendo; principalmente convencido por su esposa en la vida real y en la película Emily Blunt, convirtiendo esta producción en un gran éxito y una gran combinación de talentos. Y esto es precisamente lo que hace una buena película.

 Dentro de tanto ruido y bullicio que vivimos día a día, no sólo en el cine, sino en nuestra vida diaria, Un Lugar en Silencio se convierte en un respiro mental y emocional dentro de tanto ruido. El maestro del terror Stephen King dijo que esta película era una obra maestra y con un manejo de cámara como en pocos filmes se ha visto.

 Con tan sólo un presupuesto de 17 millones de dólares. (Presupuesto muy bajo para una película de Hollywood), ha logrado recaudar hasta el 17 de abril de este año, la cantidad de 163 millones de dólares aproximadamente. Una vez más es confirmado que el presupuesto de producción no tiene que ver nada con el éxito. Sólo tres cosas son importantes para lograr un gran éxito. Una buena historia, buenos actores y un buen director que sepa manejar ambos.

 De inicio a fin “Un Lugar en Silencio” nos lleva de la mano a un mundo devastado visto desde los ojos de una familia. Una familia tan normal como las de cualquiera, enfrentándose a una situación fuera de control. Gente ordinaria en situaciones extraordinarias. Siendo apenas su segunda película como director y viniendo de un género cómico romántico, John Krasinski a sus 38 años de edad nos ha dado una nueva joya del cine de terror y suspenso actual. El cine mundial necesita renovarse y los nuevos talentos nos están poniendo la muestra.

 El cine tiene que hacernos lo que nos hizo esta película a los que estábamos en la sala cuando la vi. El silencio de los espectadores fue sepulcral. La historia nos atrapó, las imágenes nos cautivaron, y el silencio nos cerró la boca

 L.C.C. Bernardo González Burgos

 www.kineproducciones.com

 Facebook: Kiné Producciones