Plásticos Biodegradables

 

Les mostramos una nueva tecnología que ha transformado por completo la industria del plástico, no solo en México sino en todo el mundo.

 

Biofase es una empresa innovadora mexicana que maneja una tecnología que rompe con todos los esquemas, ya que ha desarrollado diferentes tecnologías en materiales para poder producir plásticos derivados de fuentes vegetales a los cuales se les llama bioplásticos.

 

Todos conocemos los materiales plásticos derivados del petróleo, esos que solemos usar en nuestra vida cotidiana, y que causan daños a nuestros ecosistemas porque tardan hasta mil años en degradarse. Gracias a esta tecnología implementada por Biofase se puede producir el bioplástico a partir de una fuente vegetal, pero que a su vez también sea a partir de un desecho agroindustrial muy importante, que es la semilla del aguacate.

 

Scott Munguía fue el ingeniero químico que se dio cuenta de las increíbles propiedades de la semilla de aguacate. Manipuló una molécula de la semilla que se sintetiza para convertirse en biopolímero, para moldearse y producir un plástico que tiene el mismo proceso de descomposición como cualquier fruta.

 

Cubiertos de semilla de aguacate

 

Hecho de fuentes renovables y sostenibles, los cubiertos fabricados a partir de la semilla de aguacate proveen una fuerza y una estabilidad, con 70% de contenido en biomasa, y cumplen con los estándares de producción y utilidad. Los cubiertos son excelentes para uso diario en comidas calientes y frías.

 

Popote Biodegradable

 

Conscientes del gran daño que provoca la masiva producción de popotes, se maneja del mismo modo la semilla de aguacate para evitar la contaminación del ambiente. En términos generales reemplazan poliestireno, polipropileno y polietileno. Tiene la fuerza, la estabilidad, y las propiedades suficientes para que el popote se use sin problemas. Se degradan en 240 días, a comparación de los tradicionales que tardan cien años en desaparecer.

 

Hoy en día, las empresas trabajan en este tipo de tecnologías que buscan evitar el gran daño del medio ambiente que provoca los productos plásticos. Si se sigue con esta iniciativa ambiental, y no solo con la producción sino con la propagación de una conciencia colectiva que haga cambiar la preferencia de consumo a productos biodegradables, nuestro planeta recuperará su curso natural inicial y permanecerá habitable para cualquier ser vivo.