Conjuros, Muñecas y Monjas

Desde el 2004, James Wan director y productor de Hollywood nos ha sorprendido con la “nueva” forma de terror en Hollywood. Sí, aunque suene imposible sí hay una nueva forma de terror. Wan presenta en ese año “Saw: El Juego del Miedo”. Fue a partir de ahí que nació un cineasta y una nueva saga de películas no solo de suspenso sino de terror.

 

Saw y posteriormente “Insidious: La Noche del Demonio” y finalmente “El Conjuro”. James Wan joven cineasta originario descendiente de Malasios y Chinos pero naturalizado australiano ha logrado recaudar cientos de millones de dólares en taquilla con las historias y personajes que ha creado.

 

Por naturaleza y muchas veces por presupuesto, el terror es un género bastante complicado. Con los avances tecnológicos y la saturación de este género en todas las carteleras a nivel mundial, el público cada vez se hace más exigente. Cada vez es más difícil espantar realmente al espectador. Ya lo comentábamos en un artículo anterior sobre la “nueva ola de terror” que se está gestando, como el caso de “La Bruja” y “El Legado del Diablo” que si bien no son películas que nos hagan “¡Bú!”, al menos contienen cierta carga psicológica que de una u otra forma nos dejan alterados.

 

James Wan no va tanto por ese camino, sino que él mantiene la forma clásica de aterrorizar a la audiencia pero sin dejar de lado la novedad y la frescura con la que se pueda contar una historia de terror. Personalmente no me llamó la atención la primera entrega de “El Conjuro”, sin embargo ya había leído acerca de la pareja de los Warren y las historias alrededor de estos personajes tan singulares. Cuando finalmente me acerqué a esta saga de los Warren realmente la disfruté, y me atrevo a decir que ya soy un fan fiel. Desde “Los Conjuros”, spin offs como “Anabelle” y pronto “La Monja”.

 

Aunque cumplen con todas las expectativas comerciales, no dejan de ser películas realmente entretenidas y suficientemente aterradoras para el “espectáculo comercial de terror”. Cabe mencionar que estas dos vertientes modernas de cine de terror que bautizaremos como el “Terror Comercial Moderno” y “La Nueva Ola de Terror”, podríamos casi asegurar que casi son polos opuestos, unos entretienen en lo que otros alteran la psique del público.

 

El cine de terror a fin de cuentas está considerado como una catarsis del ser humano (aunque muchos no disfruten), y es precisamente lo que la audiencia abocada a ver este tipo de cine realmente busca. Por lo tanto, si las producciones recientes de este género no logran tal efecto no son bien recibidas. Muchos países han intentado ahondar en este mundo cinematográfico, pero desgraciadamente muchos sin tanto éxito. Desgraciadamente México lo ha intentado varias veces sin lograrlo. Sin embargo, países como España o mejor aún, Corea han logrado regalar al mundo grandes momentos que nos dejan sin aliento.

 

James Wan aunque esté considerado el padre del terror moderno, ha incursionado en otros géneros como fantasía, acción e incluso comedia. Pronto veremos el Spin Off de DC “Aquaman”. Además, como productor de películas y series de TV. Para el 2019 veremos la adaptación “a la James Wan” de “La leyenda de la Llorona”. Esperemos sea tan entretenida y terrorífica como la filmografía de este cineasta tan talentoso.