LATINOAMÉRICA "UN HITO PARA LA MÚSICA GLOBAL"

 

A través de los años, fuimos testigos de una constante evolución en la preferencia musical de las masas. Antes era muy selectiva la tendencia, donde en algún momento las personas se movían al ritmo de la disco en las pistas de baile; después entraron a la moda del grunge/rock, de instrumentos pesados y de movimientos de rebeldía; así fue hasta que el pop gobernó las listas en su periodo, pero también hubo un choque competitivo con el Hip Hop, R&B y el Punk. 

 

Hoy en día vemos una diversidad de preferencias musicales, y que por todos lados es accesible gracias al streaming. Incluso, hay gente que experimenta para crear nuevos ritmos envolventes, y que también busca revivir géneros olvidados, tal es el caso de la música electrónica, que es un género de muchos rostros, que suele cavar las tumbas de las antiguas tendencias o hacer un match de periodos musicales para transformar ritmos redituables para la época. Innegablemente, la mayoría de estas propuestas se distribuyeron gracias a la gran potencia mundial norteamericana. Los artistas ingleses de igual forma fueron agarrando terreno haciéndoles frente a las productoras americanas. Repentinamente, el mundo fue testigo de otro género que anteriormente conquistaba ciertos países, pero hoy en día anda compitiendo con potencias musicales para darse un gran banquete de preferencias mundiales. Esa es la música latina.

 

Gracias al desarrollo del streaming global, la distribución de música empezó a tener un campo más extenso y oportuno para los artistas mundiales. El boom de la música latina, la cual hemos visto estos últimos años, tiene un antecedente histórico notable. El rotundo cambio de la presentación de la música, de un formato físico como el disco a un formato digital, empezó a reducir notoriamente el mercado a principios de los 2000. El impacto de la piratería, sobre todo en Latinoamérica, obligó a las productoras como Universal Music Group, a buscar otros rumbos para mantener su nivel de ventas. Por ello, empezaron a invertir en otros países, desde México hasta Brasil, para construir una industria potente junto con sus estrellas latinas e inmensos festivales.  Así de poco a poco, la música latina creció. Desde canciones como “La Gasolina” con Daddy Yankee y peldaños como Enrique Iglesias, el dúo Gente de Zona, Jennifer López, o Pitbull, fueron incrementando la popularidad del denominado género urbano, nacido en Puerto Rico en los años 90.  De alguna manera, siempre se mantuvo a su margen, hasta que llegó la famosa canción de Luis Fonsi y Daddy Yankee, “Despacito”, y hubo un rotundo cambio de tendencia a nivel mundial, una canción que empezó a dominar la lista global y aparte, un ritmo que trascendió para darle un nuevo rumbo a la música venidera. 

 

Ritmos como el reguetón o el trap latinoamericano es algo común que se está imponiendo ya incluso sobre otros géneros. Artistas que anteriormente eran exponentes en sus géneros como el pop, se han mostrado resilientes y han acaparado los nuevos ritmos para mezclarlos con su género y poder incorporarse con los ritmos que coronan las listas globales, un ejemplo claro es el caso de Shakira, quien ha marcado tendencias al ir al paso de la historia, yendo desde el pop rock, el pop, a pop latino y hoy en día obedeciendo las modas del urbano. 

 

Artistas como J Balvin, Nicky Jam, Romeo Santos, Maluma o Ricky Martin se convirtieron en los frutos de un género trabajado por dos décadas. De igual forma, es un movimiento cultural que le ha dado un rostro presencial y potente a la cultura Latinoamericana. Si antes se mencionaba mucho sobre los movimientos culturales anglosajones, hoy en día los hispanos toman las riendas de la cultura global. Se preguntarán, ¿por qué el género urbano logró posicionarse sobre muchos otros géneros? La respuesta es clara, es porque tiene una presencia multicutural. Así como el efecto “Despacito” logró una exitosa combinación de dos culturas, el género urbano es una amplia invitación cultural entre países que hace del mundo entero más unido, más abierto, y como una extensa y gozosa pista de baile.

 

Colaborador: L.C.C. Elliott Ruiz Corpus

Facebook: Blue Visions

Contacto: elliottruiz98@gmail.com