María Gameros: Deportista de la disciplina Endurance

 

La potosina que pone en alto a México, por primera vez en la historia que dos mexicanos (ella y Amador Lobato), lograron conseguir una calificación a los Juegos Ecuestres Mundiales en dicha disciplina, lo cual le permitió participar en los WEG (World Equestrian Games) y tener una experiencia más en este deporte. 

 

SP:Hola María José, gracias por recibirnos. Qué tal si nos cuentas un poquito de tus inicios, ¿cómo fue que te empezaste a involucrar en este ámbito?

 

MG:Hola, gracias a ustedes. Bueno, los caballos siempre han sido una parte importante de mi vida, porque mi papá siempre nos ha intentado inculcar el deporte, aunque antes solo eran clases de equitación muy básica y cabalgatas, fue hasta que viví en Puebla y que conocimos unas personas que practicaban este deporte y nos empezaron a invitar a las carreras. Iniciamos haciendo carreras de 40 kilómetros, con los caballos que teníamos, nada profesional, solo por diversión. Poco a poco quise hacer carreras más largas y le fui agarrando más el gusto, entonces mi papá me dijo que habría una carrera internacional en Puebla, me prestaron un caballo para la carrera de 80 kilómetros y desde ahí no he parado. 

 

SP:Nos gustaría que nos platicaras de tu entrenamiento, ¿cómo te preparas?

 

MG: Depende de la carrera y del momento. Entrenar un caballo es muy diferente a entrenarte tú. Yo me preparo yendo al gimnasio, corriendo, siendo constante con mi alimentación, teniendo un peso estable y saludable, yendo a la nutrióloga para estar físicamente preparada para las pruebas. A los caballos los entrenas montándolos constantemente, con caminatas de largas horas; una vez a la semana los trotas, después los empiezas a galopar más y buscas que el caballo vaya agarrando la condición necesaria para la carrera. 

 

SP:¿Qué lugares has podido visitar a lo largo de tu carrera?

 

MG:Este deporte me ha dado muchísimas oportunidades de viajar para todas partes y conocer a muchas personas. Principalmente he competido en Estados Unidos porque, cuando no había oportunidad de clasificarme aquí en México por falta de competencias necesarias, me iba a ese país. Igual estuve en Chile viviendo tres meses fui a competí alláy tuve la oportunidad, en 2016, de correr en Dubai.

 

SP:¿Cuáles han sido los principales retos que se te han presentado?

 

MG:Creo que uno de los principales retos fue que yo quería competir a un nivel mucho más avanzado de lo que México daba la oportunidad de ser, entonces tenía que buscar carreras en diferentes partes del mundo que fueran accesibles y con caballos buenos. También que el 2015 pude ir a mi primer mundial juvenil en Chile, pero implicó tener que irme a vivir allá tres meses y eso hace que te separes de tu familia. Son experiencias muy completas, pero igual significan poner tu deporte primero que todas las cosas que podrías estar haciendo aquí. 

 

SP:¿Podrías contarnos un poco de tus logros?


MG: Bueno, yo creo que mi mayor logro fue el haber logrado ir este año a los Juegos Ecuestres Mundiales. El haberme propuesto hace un año y medio lograr llegar y ver que se cumplió, fue lo mejor que me ha pasado. También en Chile, el poder acabar un mundial y decir que tengo una medalla mundialista con un caballo que yo entrené, eso ha sido de mucho orgullo. 

 

SP:¿Cuáles son tus objetivos a corto y mediano plazo?


MG:Pues mi objetivo a mediano plazo es entrenar a mis propios caballos, porque quiero competir con mis caballos. Igual, el siguiente año son los Panamericanos en Chile, así que quiero calificar con un caballo chileno, correr los Panamericanos y acabarlos. Después de eso, seguir adelante, correr carreras en todo el mundo, eso es lo que más me gustaría. 

 

SP:Por último, ¿podrías enviar algún mensaje a los lectores de nuestra revista?

 

MG:Claro, pues yo creo que es importante que encuentren el deporte, o lo que les apasione hacer en su vida y que, aunque parezca que puede ir en segundo lugar, siempre lo pongan enfrente de ustedes. Para mí, no hay nada mejor que estar arriba de un caballo, corriéndolo, sintiéndolo y formando parte de ese binomio… y yo creo que, si encuentras lo que quieres hacer en tu vida y te sientes así de pleno, ya estás un paso adelante que mucha gente.