• SLP
  • 23' nubes dispersas
  • 17%
  • 3.6
Tecnología
02 Feb 17

"EL SANTO"

Respetable público ¡Lucharan a dos de tres caídas sin limite de tiempo! en esta esquina El Santo y El Cavernario y en esta otra Blue Demon y el Bulldog.
El santo que rompió paradigmas en una época en la que la gente necesitaba creer y no hablo de ninguna imagen religiosa, sino del luchador más famoso de México, que se convirtió en leyenda del cine de culto, el enmascarado de plata Rodolfo Guzmán Huerta, “EL SANTO”.

Este emblemático personaje debuto por primera vez como “El Santo”, el 26 de abril de 1942, en la Arena México, pero portó seis nombres diferentes antes de adoptar la identidad que lo lanzaría a la fama, fue conocido como: El Rubi Guzmán, El hombre Rojo, El Enmascarado, El incognito, El Demonio Negro y El Murciélago 2, el cual tuvo que cambiar por ser la copia de otro luchador famoso de esa época.

Con la historieta semanal “El enmascarado de Plata” publicada por José G. Cruz en 1952, protagonizada por el amo de las cuerdas, “El Santo” pasó de ser un simple luchador de cuadrilátero para ser aclamado como una clase de héroe popular símbolo de la justicia para el hombre común. En la historieta el Santo pierde la vida en manos de sus enemigos y hereda la mascara a su hijo quien promete seguir luchando contra el mal y vengar la muerte de su padre.

El santo alcanzó tal popularidad debido al buen manejo de su imagen que en 1958 estaría filmando en La Habana, Cuba, la primer película de los 52 filmes que realizo a lo largo de su carrera, títulos como: “El Santo contra los Zombies”, “El Santo contra Blue Demon en la Atlántida”, “Santo Contra El Cerebro Del Mal” aparecían en cartelera, en estos largometrajes llego a luchar contra criaturas supernaturales, científicos locos y el crimen organizando, con un enorme éxito en taquillas no solo en México, sino en gran parte de Latinoamérica, España y algunos lugares tan inimaginables como Líbano y Turquía en donde abrió mercado para el cine mexicano.

Convertido en un superhéroe enmascarado para grandes y pequeños, se vio obligado a guardar el secreto incluso para sus hijos que no sabían la verdadera identidad de su padre y una vez descubierta tenían prohibido hablar de ello. El Santo jamás perdió su mascara plateada en combate y se creo el mito de que el nunca se quitaba la mascara.

Nacido en Tulancingo, Hidalgo el 23 de septiembre de 1917, asediado por mujeres del medio artístico, sin embargo el santo era un hombre muy familiar, recto y comprometido con su esposa. María de los Ángeles Rodríguez.

En 1982 le fue retirada su licencia como luchador tras un infarto en donde se desplomo en una pelea en contra de Huracán Ramírez. La hora de despedirse del cuadrilátero había llegado y con casi 40 años de carrera y un marcapasos, el Santo le dice “adiós” a su público en dos eventos, uno en Palacio de los Deportes y el otro en la Arena México.
Una nueva etapa como “Escapista” comenzaba para “El Santo”, una etapa que duro solo un abrir y cerrar de ojos, pues el 5 de febrero de 1984, el invencible héroe del cine mexicano, pierde la vida en acto de escapismo en el teatro Blanquita en la ciudad de México.

Una tristeza profunda invadía los corazones, México estaba de luto, la figura de culto había caído y jamás se volvería a levantar. Un infarto al miocardio termino con el icono de la lucha libre y entre lagrimas, aplausos, más de 10,000 asistentes, porras y un grito imparable de “Santo”, “Santo” la gente despidió al enmascarado de plata. Blue Demon y Black Shadow lo escoltaron hasta su última morada.

Difícil de creer que el único héroe capaz de vencer al mal se había ido con su mascara puesta como último deseo, pero algunos aseguran que la leyenda sigue viva y un día volverá desde el más allá para seguir combatiendo las fuerzas del mal.

A casi 100 años de su nacimiento, hoy rendimos tributo a este héroe del cine fantástico y personaje fenómeno que hasta el día de hoy sigue siendo consumido en figuras de acción, calcomanías, sus películas por las que siempre será recordado y hasta en su propio hijo que sigue su legado como: “El Hijo del Santo”.

Cultura
261pi21121
Cine
261pi11195
261pi11164
262pi31193
Nacionales
26Ppi11181
16rpi81145
16Fpi11145
16Cpi81145
16ppi71167