La cocina de la felicidad ¡Los alimentos también nos ayudan a ser más felices!

 

Lo que comemos influye en nuestro estado de ánimo. Y sí, hay ingredientes que pueden sacarnos una sonrisa y hacer que nos sintamos mejor.

 

¿Sabes que hay alimentos e ingredientes que afectan positivamente a nuestro estado de ánimo y nos dan un empujón para sentirnos mejor? Sí, nos predisponen para ser más felices, pero aquí te damos una explicación mucho más profunda. Cuando empezamos a alimentarnos de una forma consciente nos sentimos mejor, nuestro nivel de energía aumenta y nos encontramos más vitales; también “el hígado es el filtro de las emociones del cuerpo” y hay alimentos que tienen efectos en el organismo e influyen de una manera determinante en nuestra salud física, emocional y espiritual; por lo que si los añadimos a nuestra dieta habitual ayudarán a que nos sintamos mejor. Este es el gran secreto.

 

Un ejemplo son los plátanos y las cerezas, frutas que contienen triptófano, un aminoácido esencial que promueve la liberación de serotonina -conocida como la hormona de la felicidad- y que es sintetizada en el sistema nervioso central; se relaciona con la tranquilidad, la felicidad, el placer y reduce la ansiedad; los alimentos ricos en antioxidantes, dan un empujón a nuestro estado de ánimo y protegen nuestra salud.

 

De la misma manera, es muy importante el tratamiento de los alimentos, ya que cuanto más natural y menos procesado esté, más nos ayudará. Enseguida tenemos un ‘Top Ten’ de los ingredientes que nos ayudan a ser más felices, y por qué:

 

1.-Las semillas de sésamo, calabaza o de girasol... porque tienen una buena cantidad de triptófano.

 

2.- Las legumbres como las lentejas, los garbanzos o la soja porque son ricas en vitaminas B1, B3, B6 y B9 así como en magnesio. Además, tienen triptófano.

 

3.- El Omega 3, que encontramos en el pescado azul como la sardina, el boquerón, la caballa... También tienen mucho ácido graso de este tipo el atún, el salmón, el bonito o el emperador... pero hay que procurar comer peces pequeños (porque tienen menos mercurio).

 

4.-Buenos aceites, tanto de oliva como de sésamo, de lino, de soja, que sean de primera presión, nos ofrecen ciertas sustancias que el cuerpo necesita y no puede fabricar, como los ácidos grasos esenciales que son muy importantes para el sistema nervioso. 

 

5.- Mucha verdura verde y fresca de temporada, ya que tiene minerales, vitaminas, antioxidantes y mucha fibra.

 

6.-Todos los cereales con fibra como el arroz, la quínoa y la pasta integral... además de su riqueza nutricional y que estimulan la segregación de los neurotransmisores, te ayudan a tener una buena digestión y que todo funcione correctamente.

 

7.-El cacao natural, pero a partir del 70%. Por su poder antioxidante y porque nos ayudan a aumentar los niveles de feniletilamina y serotonina.

 

8.-La proteína vegetal, que encontramos en el tofu, seitán... que contienen aminoácidos esenciales y son ricas en vitaminas y minerales.

 

9.-Las bebidas saludables como los tés y las infusiones; que son ricos en antioxidantes y mejoran la salud del hígado.

 

10.-El huevo aporta aminoácidos esenciales, evitando que sea frito.  Mejor si es poché, hervido, a la plancha. Y si es de gallinas felices, que vivan en libertad, mejor. Es muy importante saber de dónde vienen.

 

A todos estos ingredientes determinados se une una característica de algunos alimentos, el picante, que ayuda a que seamos más felices. Funciona porque cuentan con un componente que se llama capsaicina, que se caracteriza por darnos la sensación de ardor. Así, con el picante, el cerebro piensa que nos están atacando y genera endorfinas, que es una hormona de la felicidad; es decir, los alimentos producen un reacción en el cuerpo y puede ser positiva o negativa; en el caso del chile... es positiva.

 

La cocina de la felicidad no es una etiqueta healthy, es mucho más, es un estilo de vida.

 

 

 

TRUFAS DE LA FELICIDAD...

 

INGREDIENTES:

 

• 2 cucharadas de nueces picadas

• 2 cucharadas de dátiles sin hueso

• 1 cucharada de coco rallado

• 1 cucharada de cacao puro en polvo

• Cacao para rebozar

• Almendra picada para rebozar

 

PREPARACIÓN:

 

1.- Trituramos las nueces, con los dátiles, el coco y el 

cacao hasta obtener una masa pegajosa.

2.- Nos humedecemos las manos y formamos bolitas y 

rebozamos en cacao y almendra picada.