Bullying

 

Bullying… “eres feo”, “es el más tonto”, “ella es la fea de las amigas”, “es un teto” entre otras formas evidentes y no evidentes de Bullying. Existe el acoso directo, que son peleas o violencia física y el acoso indirecto donde buscan aislar socialmente a una persona con críticas, rumores y juicios sobre una persona. 

En México hablamos de Bullying de una manera sosa, “en mis tiempos no se llamaba bullying se llamaba carrilla” y creo que tenemos que empezar por diferenciar. La carrilla es entre amigos y se pone atención a no herir los sentimientos del otro tiene más que ver con el chiste y con la gracia propia del mexicano para enfrentar los problemas, en cambio el bullying tiene que ver con aislar y no hay una amistad de por medio, más bien hay muchos juicios de por medio y hay una necesidad de enjuiciar al otro tal vez para tener reconocimiento o algún sentido de superioridad e incluso para rechazar lo que genera angustia por ser diferente. 

Es importante diferenciar que hay varias maneras de ejercer este acoso o bullying y son las siguientes: 

·            Bullying Físico àTiene que ver con las acciones agresivas a nivel corporal y deja huella 

·            Bullying Verbal àDiscriminar, hacer chismes, hacer acciones de exclusión, bromas insultantes, hacer comentarios discriminativos, hablar mal, burlarse 

·            Bullying Psicológico àPueden consistir en una mirada, una señal obscena, una cara desagradable, un gesto, entre otros.

·            Bullying Sexual àSe da cuando el maltrato hace referencia a partes íntimas del cuerpo de la víctima, abuso sexual, sexting y cualquier cosa relacionada a la intimidad.

·            Bullying Socialà  Pretende aislar a la persona del resto del grupo 

Las secuelas que puede dejar el bullying en las personas pueden trascender al autoconcepto, a su autoestima y cuando se ha sufrido es importante buscar una intervención psicológica que pueda ayudar a resarcir el daño ocasionado por los agresores y también pueda ayudar a poner límites, ya que en ocasiones los agresores volverán a intentar lastimar al agredido. 

Es también importante no victimizar a la persona que ha sufrido bullying ayudándolo a encontrar sus propios recursos que lo ayuden a no sentir que no tiene el control sobre su vida y su autoestima, es importante que si el bullying es sufrido por un niño sienta el apoyo de un adulto, mismo que podrá ir acompañándolo a sentirse seguro en un ambiente donde su seguridad se vio limitada.

El acoso es un tema de mucha injerencia en todos los sectores, desde los más pequeños hasta los adultos. Pensar que sólo sucede en escuelas es creer que los adultos hemos logrado tener los recursos necesario y no en todos los casos ya que si eso pasara tampoco tendríamos pequeños que sufren acoso así que tenemos la gran tarea de trabajar en nuestro autoestima para no generar nuevos acosadores.

Colaboradora: Lic. Luz Maria Gómez Valdés

Maestría en Psicoterapia Gestalt

Especialidad en Danzaterapia y en Biodescodificación
Juan de Cárdenas #181
Fracc. Tangamanga
San Luis Potosí, SLP.
Tel: 4442678903