Día del padre

Ser padre es mucho más que solo tener un hijo, para muchos puede ser el primer amor, la persona más generosa, fuerte, valiente y hasta la mejor persona del mundo, es aquel que ha compartido nuestros momentos buenos o malos, para él no importa si eres chaparro, alto, flaco, gordo, moreno o blanco; tu papá siempre te va a querer de la misma manera.

Como padre tienen uno de los trabajos más importantes del mundo; no existe nada que podamos hacer durante nuestra vida que sea más significativo que la forma en que crían a un hijo. Es un trabajo que es para toda la vida y de tiempo completo, criar a un hijo implica una serie de luchas y desafíos, que también tiene sus grandes satisfacciones que pueden durar toda la vida. La crianza de los hijos no sólo es vital para el presente, sino también para el futuro, a medida que nuestros hijos se vayan convirtiéndose en padres. Criar hijos es una aventura llena de sorpresas y cambios.

Desde pequeño nos enseña a vivir la vida de una manera que nos beneficie en un futuro. Es un ejemplo para seguir, porque a pesar de las dificultades, el sabe como salir adelante, se preocupa por ti, sabe qué hacer en los momentos difíciles, como ayudar para que la familia se sienta unida. Quizá la palabra papá durante la infancia no la entendíamos, no sabíamos a ciencia cierta qué era lo que significaba o qué sentido tenía. Cuando te vuelves papá te das cuenta y valoras al máximo lo que tus padres han hecho por ti. 

‘‘Papá, cuando sea mayor quiero ser como tú’’ es una frase que llega al corazón, en el momento que escuchas la oración, te das cuenta de que estas haciendo las cosas de la mejor manera, tu hijo te ve como su más grande héroe y que todo lo que logre en su vida es gracias a ti, que te has esforzado por darle lo mejor.

Cuándo fue la última vez que le dijiste a tu papá lo que sientes por él, cuándo fue la última vez que le agradeciste, cuándo fue la última vez que le diste un abrazo sin que fuera su cumpleaños, o navidad. Tu padre es el único hombre en el mundo que sin pensarlo daría la vida por ti, iría la cárcel por ti, te defendería a capa y espada contra todos y contra todo. No esperes a que sea demasiado tarde para darle las gracias y demostrarle lo mucho que lo amas. Los hijos no vienen con un manual de instruccionesa así que sí se ha equivocado perdónalo y no lo juzgues, porque todo lo que hace, lo hace pensando en ti. Si tú también estás orgulloso de tu padre, te invitamos a que de ahora en adelante le digas más seguido cuanto lo amas.