Junio mes del papá y del cáncer de próstata

Cada tercer domingo del mes de junio se celebra el día del padre y además el 11 de junio se celebra el Día Mundial del Cáncer de Próstata, con el objetivo de sensibilizar a la sociedad sobre esta enfermedad e informar de la importancia del diagnóstico precoz y de los recursos y posibilidades para su tratamiento.

En México, alrededor de siete mil hombres fallecen anualmente debido al cáncer de próstata, es el tipo de cáncer más frecuente en hombres, más que el cáncer de pulmón. 

El cáncer de próstata es un cáncer que se produce en la próstata, glándula pequeña con forma de nuez que genera el líquido seminal que alimenta y transporta el esperma. El cáncer de próstata que se detecta en forma temprana, cuando todavía está limitado a la glándula prostática, tiene mejores probabilidades de tener un tratamiento exitoso.

El cáncer de próstata puede no provocar signos ni síntomas en sus primeros estadios. El cáncer de próstata que está más avanzado puede provocar signos y síntomas, como:

·             Problemas para orinar

·             Disminución en la fuerza del flujo de la orina

·             Presencia de sangre en el semen

·             Molestia en la zona pélvica

·             Dolor en los huesos

·             Disfunción eréctil

 

Las causas del cáncer de próstata no son claras. Los médicos saben que el cáncer de próstata comienza cuando algunas células en la próstata se vuelven anormales. La acumulación de células anormales forma un tumor que puede crecer e invadir el tejido cercano. Además, algunas células anormales pueden desprenderse y esparcirse (hacer metástasis) hacia otras partes del cuerpo.

Hay factores de riesgo que pueden afectar como:

·             Edad.Aumenta el riesgo con más años.

·             Raza. Hombres afroamericanos tienen mayor riesgo.

·             Antecedentes familiares.Familiares con cáncer de próstata y de mama.

·             Obesidad.

Lo que se debe de hacer y donde entra mi trabajo, es en la parte de la prevención. Por eso es tan importante que exista el cambio de hábitos como:

·            Llevar una alimentación “del campo a tu mesa”, sin alimentos procesados. Evitar el consumo de los venenos blancos que son el azúcar y la sal. Reducir el consumo de alcohol y tabaco.

·            Hacer ejercicio. Existen evidencias de que los hombres que no hacen ejercicio tienen niveles de antígeno prostático más elevados.

·            Bajar de peso en caso de obesidad. 

En caso de tener cáncer de próstata o cualquier tipo de cáncer es muy recomendable el llevar una dieta alcalina, tomar jugos verdes y buscar ayuda profesional de un nutriólogo para mejorar el tratamiento. 

¡Feliz día del padre a todos los lectores!,  en especial a mi papá.

 

L.N. María del Pilar Acosta Leos

Facebook: Nutrióloga Pili Acosta Leos

Instagram: Nutriologapiliacosta