Un verano saludable

Ya llegaron las vacaciones de verano, junto con las graduaciones y todos queremos vernos muy bien y saludables. La verdad es que para lograr esto, lo debemos de trabajar siempre y no solo aplicar la de “reto bikini, reto verano, operación playa” y todos esos retos que son por tiempo corto. El cambio de hábitos debe de ser todos los días, aunque haya días que igual comamos algo no muy saludable, pero estar conscientes que al menos una comida al día si nos aporte nutrientes. A veces tengo pacientes que les digo que no soy hada madrina y que no podemos lograr grandes cambios cuando están a 1 semana de su graduación o de sus vacaciones, entonces no dejen esto para última hora. 

Aquí les comparto algunos hábitos que hay que tomar en cuenta, ya que en las vacaciones nos podemos salir de la rutina y esto nos trae consecuencias a nuestro cuerpo. 

1. Cuida lo que tomas 

No hay que dejar de tomar jugos verdes en ayunas y hay que tener mucho cuidado con todas las bebidas que consumimos. Se nos pueden ir muchas calorías vacías que no nos nutren en: bebidas alcohólicas (sobretodo cócteles), refrescos, jugos y bebidas procesadas, smoothies y cafés llenos de azúcares y grasas. 

No dejen de tomar agua natural y pueden preparar bebidas refrescantes con agua natural y mineral, frutas y hojas como la menta o yerbabuena. 

2. Cuida las colaciones y hazlas 

Si en la rutina nos llega a pasar que nos saltamos las colaciones, al estar de vacaciones y fuera de casa es más común cometer esto. El problema de saltarnos la colación, es que cuando nos llegue a dar hambre, vamos a comer lo primero que se nos atraviese sea o no saludable. Estando fuera de casa es peor, ya que muchas veces en los viajes hasta nos sale más barata la comida rápida. Siempre les recomiendo que lleven sus nueces o almendras si van a salir fuera. Otras colaciones que pueden hacer son: 

· Chips de kale o de cualquier hoja verde, de algunas verduras como la calabaza o incluso frutas como el plátano 

· Palomitas caseras (no de microondas) 

· Elote desgranado con limón y queso fresco 

· Galletas Salmas con aguacate 

· Manzana con crema de cacahuate 

· Roscas de mango con jícama y pepino 

· Coco en la playa 

· Paletas caseras de frutas naturales 

3. Duerme bien

Aunque pueda ser complicado en los viajes, el darle a nuestro cuerpo un descanso suficiente nos va a ayudar a que al día siguiente no estemos con mayor ansiedad por ciertos alimentos.

4. No dejes de hacer ejercicio 

Es muy importante el seguir haciendo ejercicio, si salen fuera hay que tratar de caminar lo más que puedan. Si van a la playa, se puede nadar, correr o caminar en la arena y realizar muchas actividades. Igual si se quedan en casa, se pueden ir al parque, buscar hacer actividades con los hijos, familia, amigos en donde se incluya el deporte, ir a andar en bici todos, o lo que más les guste hacer, para que ese momento de convivencia sea para nuestro beneficio físico. 

 

L.N. María del Pilar Acosta Leos

Facebook: Nutrióloga Pili Acosta Leos

Instagram: Nutriologapiliacosta

Cordillera Arakán 478 int 37

Lomas 3ª Sección

Teléfono: 8253679