Amistad... La familia que elegimos

Cuando me plantearon que el tema de esta ocasión seria la amistad, vinieron muchas ideas a mi mente, desde algunas muy clínicas hasta muchas anécdotas con mis amigos, porque soy sumamente afortunada de los amigos que tengo, así que me di a la tarea de pedirle a varias personas que me definieran amistad y estas son algunas de las definiciones que encontré: 

La amistad es algo positivo, algo que te hace sentir bien, alguien con quien siempre puedes contar, que puedes pasar algo malo y que si existe el vínculo las cosas se pueden superar.

Es acompañar, entender y ayudar al otro a ser la mejor versión de sí mismo. Saber que no estás solo.

La amistad significa tener un apoyo incondicional de una persona y con la que puedes hablar de muchas cosas, desahogarte, divertirte, enojarte, pero lo resuelves y la quieres y la quieres en tu vida.

La amistad es tener a alguien compatible con tu carácter que te acepta como eres, está allí cuando necesitas algo y te hace crecer como persona.

Amistad es unión. Familia que se elige.

Es la manifestación de un sentimiento que trasciende las barreras de un sentimiento y un aprecio mutuo que conjuga valores, gustos, vivencias y compromisos.

Es lealtad incondicional, no en los buenos momentos, en todos los momentos de la vida dentro de nuestras posibilidades. Confianza, admiración respeto y un profundo aprecio. 

Es amor, respeto, compañía, lealtad y disfrute.

Es alguien que está, alguien que aporta y que también le aportas 

Es complicidad, es cercanía, es dulzura y poder ser burdo, es una elección de vida, es compromiso, es tener las ganas de querer correr a contarle lo bueno y lo malo, es saber que lo malo pasará, saber que se pueden tener malos entendidos y se van a poder sobreponer, es poder equivocarse y decir lo siento, es cercana y en ocasiones lejana, es poder crecer y cambiar y seguir queriendo conocer el que hizo que llegaran las personas a ese momento, es la familia que se elige y que a veces se deja de lado, pero se puede regresar a ella.

Entre todas estas definiciones me encantó encontrar nostalgia, encontrar quien la definía a través de lo que da y de lo que espera y más aún quien la define a partir de lo que se construye, la amistad sin lugar a dudas es una construcción y una necesidad evolucionada. El ser humano es social por naturaleza y necesita su manada, hay un montón de creencias de si solo se tiene una cantidad específica de amigos, si los amigos son o no eternos, lo que es real es que buscamos tenerlos, que es un espacio en la vida de todo ser humano que es casi indispensable, aunque en ocasiones lo olvidamos. 

No existe cosa tan tierna como un niño diciendo “mi amigo es Santiago porque me presto su plastilina”, o vivir la adolescencia y sentir que el mundo es menos duro porque tienes ese amigo con quien filosofar sobre canciones y momentos, esos amigos que te acompañan por los momentos más duros, esas reconciliaciones que a veces tardan meses o incluso años pero que sabes que vale la pena dejar de lado lo malo por todo lo valioso, esas ganas de construirte con el otro, de escuchar sus versiones y quererlas comprender, ese no tener miedo a ser tú mismo, esa libertad,  esa dicha de poder voltear y ser llamado amigo y llamar amigo a alguien y sobre todo construirlo. 

Gracias a todos los que me ayudaron a definir amistad, o ponerlo en palabras, muchas de ellas de quienes día a día me siguen enseñando a ser amigos, no lo dejen pasar y a veces es buen tiempo para voltear a ver a esas personas y agradecer su caminar juntos.

 

Colaboradora: Lic. Luz Maria Gómez Valdés

Tel: 4442678903

Especialidad en Danzaterapia y en Biodescodificación

Juan de Cárdenas #181
Fracc. Tangamanga
San Luis Potosí, SLP.

 

Instagram: @luzmariachis4