Implantes Dentales...

Los implantes son dispositivos de titanio que se colocan en el hueso maxilar para reemplazar la raíz natural de uno o varios dientes perdidos sobre el cual se coloca una corona.

Cuando a una persona pierde uno o más dientes, esto constituye un problema que puede afectar no solamente la función de masticación y fonética, sino también la apariencia y estética facial, afectando el a

utoestima de la persona.  Muchas personas se preguntarán ¿cómo es el proceso de colocación? En primera instancia se sigue un protocolo estricto de planificación, diseño e implementación, se realizan también exámenes de diagnóstico pertinentes (historia clínica, modelos de estudio, tomografía y radiografías especiales, etc.) y se elabora una guía quirúrgica que será la que utilizará el especialista para la correcta colocación del implante. Durante el tratamiento de implantes el paciente cursará por diferentes etapas de su tratamiento:

 

 

1-   Fase Quirúrgica 

2-   Fase de Provisionalización 

3-   Fase Rehabilitadora (final) 

 

Durante estas fases ocurre un proceso fisiológico al que se le llama osteointegración, durante este proceso el implante dental va a quedar perfectamente fijo con el hueso, está probado que dicha integración de los implantes dentales, proveen una estadística por arriba del 95% de éxito, por lo tanto, hoy en día es la mejor solución para ayudar a un paciente que ha perdido uno o más dientes. 

 

Otras preguntas muy comunes de los pacientes son si es un tratamiento doloroso y la respuesta es no. Técnicas efectivas de anestesia local durante la cirugía son utilizadas para evitar molestias durante la misma. Los analgésicos y antiinflamatorios por su parte ayudan también a controlar la posibles molestias post-operatorias. Ahora,este procedimiento no lo debe de realizar cualquier odontólogo, únicamente odontólogos especialistas con entrenamiento adicional y experiencia en la colocación de implantes, deben ser los encargados de colocarlos.

 

De igual manera se preguntan si puede un implante verse como un diente natural y la respuesta es sí, definitivamente. Con las nuevas técnicas y materiales disponibles, así como con una correcta planificación y ejecución del caso por parte del o los especialistas involucrados, nuestros pacientes no deben notar la diferencia entre un implante y un diente natural.

 

Para mantener los implantes en buen estado, es importante tener en cuenta que la correcta higiene sigue siendo esencial, porque como ocurre con los dientes naturales, pueden sufrir patologías si no se les dan los cuidados esenciales, se recomienda cepillarse después de cada comida y usar hilo dental todos los días. Usar cepillos interdentales, cepillos que se deslicen entre los dientes puede ayudar a limpiar las partes que están alrededor del implante, más difíciles de alcanzar.

 

Se aconseja también evitar fumar ya que fumar puede debilitar la estructura ósea y, por último, acudir al dentista a revisión cada 6 meses, ya que las limpiezas y exámenes ayudan a que su implante siga en buenas condiciones y a mantenerlo así.

 

Si has perdido uno o más dientes no dudes en venir con nosotros, ¡brindaremos la mejor solución para ti! 

 

  

Dra. Andrea Rodríguez Moreno

Especialista en Odontología Estética, Cosmética, Restauradora e Implantología Oral

Ced. Prof 11517160

Instagram: @dentalestheticpedregal