Básicos para tu primer departamento

Mudarte a tu primer departamento es toda una aventura, ya sea el primero que rentas sola, con roomies o con tu pareja, siempre es un momento para celebrar.

 

Después de que encuentras tu lugar ideal, llega el momento de saber cómo vas a decorar ese espacio que ahora parece como un canvas esperando que lo llenes de estilo.

 

Para ayudarte en esto, te dejamos estos súper tips para decorar con poco presupuesto pero mucho estilo:

 

¿En qué invertir primero?

Una vez que  ya cuentas con tu espacio,  la inversión en decoración es algo muy particular y que podría parecer subjetivo  ya que cada persona tiene prioridades o jerarquiza diferente en cuanto a  los pasos para decorar un departamento o habitación.

 

La primera recomendación de inversión sería  en pintura, tapiz e iluminación, digamos elementos  estructurales  que  tendrán una permanencia  mucho más larga  (molduras, canceles, etc., es decir, detalles que tal vez no parezcan tan decorativos pero que serán la base del espacio).

 

Una vez que tienes lo anterior, lo primero sería definir qué te importa más, si el espacio privado o el que será común. 

En la recámara una buena cama con  almohadas de excelente calidad, así como ropa de cama adecuada y cojines decorativos. No hay nada más refrescante que entrar a tu habitación y  ver una cama que se te antoje tanto como cuando estás en el hotel que más te gusta.

 

Para la sala, independientemente del estilo, recomiendamos contemplar un buen sillón, un tapete  y una lámpara de pie, con base a estos podrás integrar los demás elementos y decidir tamaños de mesa de centro, cuadros,  espejos, etc.

 

En el caso de los baños, ya sea el de invitados o el personal, un buen juego de toallas y accesorios son indispensables.

 

Después, lo primero es considerar que para definir un estilo se debe invertir tiempo y ser consciente del presupuesto con el que se cuenta. Tu espacio será reflejo de ti y por lo tanto merece esta inversión de tiempo y tomarlo con calma.


Hoy en día existe una gran ventaja ya que con la mezcla de estilos puedes decorar de una manera muy atractiva y chic sin tener que invertir una fortuna.

 

Hay que saber que es mejor tener una habitación perfecta y completamente decorada, a tener todas las habitaciones a medias o con objetos para los que te alcanzaba y no con objetos que realmente te encantan (independientemente de su valor).


La inversión de la decoración para una casa no necesariamente debe ser toda al mismo tiempo, pero si cuentas con un plan de cómo quieres cada habitación y contemplas cómo se verá cada una, además de buscar objetos específicos, disfrutarás este proceso.


Definir el o los estilos que tendrá tu casa, visitar tiendas y casas de decoración con tiempo, observar estilos, entender cómo mezclar objetos y aprovechar los espacios es básico para esta aventura. Si no pagarás por la asesoría de un profesional, auxíliate de los sitios y revistas especializadas en decoración y aprovecha que hoy en día la mayoría de las tiendas  cuentan con un servicio de asesoría que puede ayudarte a aterrizar y clarificar las ideas.