Media Luna

En el municipio de Río Verde, San Luis Potosí, las temperaturas son tan cálidas que en cuanto llegues a la laguna o el manantial de la Media Luna, te darán unas ganas inmensas de zambullirte en sus aguas frescas y cristalinas. 

La Media Luna es un manantial que recibe ese nombre por su forma en la laguna principal que nace desde el manto freático. Aparte de su belleza, la compone una enorme flora y fauna, la Media Luna es de interés para la práctica de los entretenimientos de agua, dentro de esta laguna y sus brazos de agua que se desprenden de la laguna central, se encuentran fósiles y un yacimiento arqueológico, por la cantidad de piezas prehispánicas que hay en su lecho. La laguna es de origen KÁRSTICO, es decir se formó por la acción erosiva del agua, teniendo un alto índice de alcalinidad que facilita la preservación de los restos orgánicos que conserva.

Está localizada en el ejido “El Jabalí”, en el Municipio potosino de Río Verde, en la parte central del estado de San Luis Potosí. La localidad importante más cercana a la laguna es Ciudad Fernández, de la que está separada apenas por 9 kilómetros. El municipio de Río Verde es predominantemente agrícola y turístico y es el más importante de la Zona o Región Media.

Es un cuerpo de agua y balneario natural nutrido por 6 manantiales termales, de relevancia turística, biológica, paleontológica y arqueológica.  Su importancia turística proviene del atractivo de la laguna para descansar, nadar, bucear y observar la biodiversidad. Su significación biológica está representada por las especies que viven en un ecosistema alcalino tan particular. La trascendencia paleontológica y arqueológica se debe a los restos fósiles y otros vestigios de épocas pasadas que se hallan en el lugar.

Es un ecosistema diverso integrado principalmente por peces, aves, anfibios, y reptiles. Al lugar pueden frecuentar aves que acuden a descansar y alimentarse, como garzas y si andas de suerte, puedes observar un ibis blanco, una especie que ocasionalmente se aventura a ir a la Media Luna 

Uno de los principales atractivos turísticos de la laguna es el snorkel y el buceo. Los buceadores cuentan con la posibilidad de observar la fauna endémica que vive en el ecosistema, así como plantas petrificadas, formaciones calcáreas y restos legados por las civilizaciones precolombinas que poblaron el lugar. Las aguas van mostrando distintas tonalidades en la medida que se desciende. El buceo en la Media Luna es ideal para principiantes ya que no hay especies agresivas ni corrientes peligrosas.  En el fondo de la laguna vive una especie de nenúfar, planta acuática de enorme importancia para la preservación del equilibrio ecológico en el manantial. 

Aparte de nadar y bucear, en la Media Luna hay hermosos parajes para practicar el ciclismo de montaña. Muchos visitantes cargan en el coche con su equipo de buceo y su bicicleta montañera para hacer las dos actividades. Igualmente, existen recorridos para pasear, hacer excursionismo y observar la vida animal 

El lugar es atendido por la comunidad de El Jabalí, cuyos ejidatarios proporcionan los servicios básicos para que tu estadía en la laguna sea placentera. Hay servicios sanitarios, duchas y posibilidades de rentar equipamientos para hacer snorkel y bucear. También hay expendio de bebidas, incluyendo cerveza, snacks, comida y unas pintorescas cabañas por si deseas alojarte allí mismo. Los adjudicatarios conservan limpio el ambiente y ofrecen toda la orientación necesaria para la comodidad del visitante.

En el lugar se cuenta con un amplio espacio para acampado, cobrándose una tarifa de 70 pesos diarios por casa de campaña. Puedes instalar tu carpa o rentar una en el lugar. La asociación de pobladores del ejido de El Jabalí que administra el espacio ecoturístico de la laguna y sus alrededores y vela por su conservación e integridad, cobra unas tarifas a los visitantes, que varían con el servicio requerido. Hay un precio general de entrada por persona que asciende a $40.00 pesos diarios ($20.00 para adultos mayores y niños), luego hay tarifas para acampar ($70.00 diarios por carpa), para bucear ($80.00 por persona – día) y para ingresar al museo ($10.00).