Cuando llega el cáncer

El cáncer de mama ha aumentado de manera significativa en los últimos tiempos, hay incluso estadísticas que hablan del cáncer de mama como el que más aparece en México.

 

Pero, ¿qué pasa a nivel psicológico cuando aparece el cáncer?

 

Los sufrimientos que generalmente llegan a las mujeres que tienen cáncer son: ansiedad, insomnio, vergüenza, sentimiento de inutilidad y subvaloración personal. La depresión está muy relacionada con la vivencia del cáncer, muchas veces incluso llega un fuerte sentimiento de desesperanza.

 

Es importante saber que es un proceso aún más complicado estar en espera del diagnóstico, ya que esta incertidumbre suele ser bastante abrumadora.

 

Y además vemos que con la enfermedad vienen sentimientos como enojo, rechazo y desesperanza y también un fuerte miedo a que sea algo hereditario, un marcado miedo a la muerte, amenazas al bienestar emocional y una fuerte incertidumbre, es evidente que una enfermedad como esta viene a golpear de alguna manera la forma en la que se vive.

 

Y otro punto que es importante tomar en cuenta es la distorsión de imagen que viene acompañando el cáncer, el sentir que la imagen se puede ver deteriorada y que ya no eres la misma duele y angustia.

Y llega la pregunta ¿y si ya lo tengo, o alguien a quien quiero lo tiene que hacer?

 

Primero que nada, es muy importante tomar las herramientas que tenemos de afrontamiento, buscar en la autoconfianza ese saber que vas a poder realizar lo que la vida te plantea de forma exitosa, estabilidad emocional, fortaleza y la afectividad que ayudarán a que el proceso sea menos angustiante.

 

Entonces podemos hablar de que una mujer con mejor autoestima siempre será alguien con mejores posibilidades de enfrentar una enfermedad, la que sea, y hablando de cáncer es básico trabajar en nuestra autoestima, ese reconocer que eres más que el cuerpo y voltear a ver todo lo nutrido de la propia vida.

 

  Sin dejar de lado que en muchas ocasiones comienza un duelo por el cuerpo y por la propia salud, que al no estar presente duele más, pero en medida que la mujer que está viviendo este cáncer se permite vivir sus emociones se ayudará a sanar.

 

A continuación, menciono algunos factores de personalidad que se asocian al cáncer

Estilo interpersonal:

 

·         Esfuerzo por parecer bueno y ser bueno

·         Aceptar la autoridad

·         Docilidad y lealtad

 

Temperamento:

 

·         Depresión

·         Indefensión

·         Fatiga

 

Estilo emocional:

 

·         Tranquilidad

·         Supresión de enfermedades negativas

 

Factores sociales:

 

·         Soledad

·         Carencia de apoyo social

·         Carencia de intimidad

 

Es importante entonces darles cabida a todas nuestras posibilidades y no únicamente a lo que creemos socialmente aceptado, aún cuando hay muchos estudios al respecto, me pareció muy interesante compartir estos factores que se están asociando a dicha enfermedad.