"EL ÚLTIMO DÍA DE CHARLIE GARD"

Charlie Gard, el bebé británico de 11 meses de edad que padece el Síndrome de Agotamiento Mitocondrial, verá la luz por última vez el próximo viernes. Los padres de Charlie han luchado incansablemente por la vida de su hijo, pero tras las bajas perspectivas de obtener mejorías para el bebé, decidieron abandonar la lucha legal que mantenían con el hospital londinense Great Ormond Street. "Es la cosa más difícil que se nos ha planteado hacer", pero "hemos dejado partir a nuestro hijo", declaró entre lagrimas Connie Yates, la madre del menor. "Los últimos 11 meses fueron los mejores y los peores de nuestra vida. Queríamos solamente darle una oportunidad de vivir". Chris Gard y Connie Yates padres del bebé reprochan a la justicia y al hospital no haberles permitido llevarlo a EU, donde proponían un tratamiento experimental. "Todos los días le prometimos a nuestro hijo que lo llevariamos a casa. Queremos darle un baño, ponerlo en una cuna en la que nunca ha dormido, pero ahora nos están negando eso". dijeron Su enfrentamiento con la justicia comenzó en abril cuando el hospital Great Ormond Street decidió cortar la respiración artificial al bebé que padece esta rara enfermedad que afecta a las células responsables de la producción de energía y de la respiración. Los padres de Charlie tuvieron el apoyo de millones de personas entre ellos algunos medios cristianos, el papa Francisco y el presidente Donald Trump, a pesar de ello los médicos londinenses continuaron en la postura de que prolongar la vida de Charlie para un nuevo tratamiento es injustificado e inhumano por el posible sufrimiento al que sería expuesto. El hecho es que Charlie no volverá a casa y mientras muchas velas se encienden este próximo viernes, una muy grande se apaga, ante el sufrimiento de sus padres y del mundo entero que se puso en oración por Charlie.